Cala Fornells: caldereta y surf

Fornells es un lugar que merece la pena visitar. Además de su caldereta de langosta, los amantes de la naturaleza, del surf y los deportes de vela disfrutarán a sus anchas. Desde la Torre de Fornells, construida por los ingleses en 1802 en la entrada de la bahía, se disfruta de una panorámica inigualable de mar abierto y acantilados. La vista alcanza hasta el cap de Cavalleria, zona declarada como área de especial interés. Aquí se encuentra el primer museo al aire libre de Menorca, con restos arqueológicos de diferentes períodos.