Fortificación de La Mola

La historia de Menorca está marcada por las diferentes fases de dominio extranjero, lo cual la convierte en la más compleja de todo el archipiélago Balear. El puerto de Maó es fiel reflejo de este pasado. Aquí se encuentran los restos del castillo de San Felipe, la fortaleza de la Mola y el antiguo hospital de El Llatzeret, que nos hablan de otra época.

La fortificación de La Mola, que más tarde se convertiría en presidio militar, se encuentra en el punto más oriental de España. Se trata de un conjunto defensivo muy bien conservado, con un frente poligonal y un laberíntico sistema de fosas, fortines y galerías. Hasta 1968 sus túneles alojaron la cárcel militar más temida en suelo español. Contiene una batería de cañones con un diámetro de 38,1 cm que fue disparada por última vez en 1912.

Las visitas a fortaleza de la Mola son guiadas.